Comparta nuestras noticias

Desde ayer miércoles los trabajadores del sindicato N°2 de la planta Quemchi de Cermaq hicieron efectivo su derecho a huelga legal luego de no llegar a acuerdo con la empresa en el último proceso de negociación colectiva.

De acuerdo a los indicado por Rosa Bahamonde -presidenta del Sindicato- en entrevista con Radio Coloane de Quemchi, uno de los puntos en conflicto tiene que ver con el bono de producción, concepto que ha variado en los últimos años debido al cambio de enfoque de la compañía, la que apuntando a la calidad más que a la cantidad, significando mayor dificultad para alcanzar las mismas metas de producción y debiendo reajustarse las tablas proporcionales de producción/incentivo en un 50%.

“El bono de producción es un tema en el que los trabajadores quieren poner un foco. Y es que en la última negociación se logró establecer un bono de producción fijo 6.000 pesos diarios, el cual está garantizado llegue o no salmón a la planta. Sin embargo, hay secciones que superan claramente esas 6.000 en producción, especialmente cuando hay buenos turnos. Por ello, lo que quiere la gente es subir ese bono garantizado de 6.000 a 8.000, para alcanzar un bono garantizado cercano a los $200.000 mensuales”, explicó Bahamonde.

El otro ítem en discusión tiene que ver con el bono de termino de conflicto, donde los cerca de 500 trabajadores asociados al Sindicato solicitan $1.000.000 versus los $850.000 que planteó la compañía en su última propuesta.

Desde Cermaq en tanto, señalaron que “después de más de un mes de negociaciones, realizamos una oferta atractiva que involucra importantes aumentos en varios conceptos claves para nuestros trabajadores, sin embargo, éstos fueron rechazados”.

“Lamentamos esta situación, y recalcamos nuestra posición de puertas abiertas al diálogo para acercar posiciones y llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes, en pos de una colaboración en torno a los objetivos corporativos y el desarrollo de todas las personas que forman parte de Cermaq Chile”, agregaron.

Por lo pronto, los trabajadores, que en su mayoría pertenecen a las comunas de Quemchi, Dalcahue y Ancud, se encuentran concentrados en las afueras de la planta de la compañía, la que se encuentra operando con turnos éticos encargados de revisar aspectos de mantención y seguridad de las instalaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *